ALREDEDORES 2017-02-22T00:20:51+00:00

EN LOS ALREDEDORES DE LA CASA DE TURISMO RURAL

Pienza
Conocida antiguamente como el “Castello di Corsignano”, Pienza tomó su nombre actual en honor al Papa Pío II Piccolomini, quien empezó, en la segunda mitad del s. XV, la remodelación del pueblo con la que se quería plasmar la imagen utópica de la ciudad ideal. Toda Pienza es una pequeña joya para contemplar, y, de manera particular, hay que detenerse en la Catedral que alberga las obras de Giovanni di Paolo, Matteo de Giovanni del Vecchietta, y de Sano de Pietro; hay también un altar en mármol atribuido a Rossellino, el arquitecto que recibió de Papa Pío II el encargo de diseñar la ciudad. Al lado de la Catedral se halla el “Museo Diocesano”, en el que es posible admirar obras de la escuela de Sodoma y de Sano de Pietro, tapices flamencos del s. XV y del s. XVI. A poca distancia se encuentra el magnífico Palacio Piccolomini, levantado con proyecto de Bronzino y de Beccafumi. En las afuera se puede admirar el paisaje encantador del “Parco Artistico Naturale e Culturale della Val d’Orcia”, con campos ondulados, y con los famosos barrancos arcillosos.

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Montepulciano
La espléndida ciudad , que por sus restos artísticos y arquitectónicos fue llamada la “Perla del siglo XVI”, conserva intacta su belleza. Subiendo por estos pueblos empinados, el viajero descubrirá magníficos palacios e iglesias en los que los más importantes arquitectos del Renacimiento demostraron todo su arte. Hay que detenerse en la magnífica Plaza Grande, con la Catedral, y su fachada incompleta, y el Palacio Comunale. A su alrededor hay numerosos palacios renacentistas. En el valle, en un panorama inolvidable, sobresale la mole elegante del Templo de San Biagio. Montepulciano es también un centro de bulliciosa actividad cultural: de entre las manifestaciones más famosas reseñamos el “Cantiere Internazionale d’Arte” y la representación popular del “Bruscello”. Además de una fuerte economía agrícola, todavía muy importante, existe, hoy en día, una marcada vocación turística. Uno de sus componentes más importantes es el Balneario de Montepulciano, en la localidad de S. Albino, en la que se explotan las propiedades curativas de las aguas y de los barros.

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Montalcino
Montalcino (m. 564) se halla en la cumbre de una colina que domina los valles del Orcia, del Arbia y del Ombrone. Aquí se pueden admirar – además de magníficos panoramas- numerosas construcciones medievales, como, por ejemplo, su Palacio Comunale – antigua sede de los Priori – severa construcción en pedra decorada con blasones y rematada con una esbelta torre, monumentales balcones y arcos góticos de medio punto de los siglos XIV y XV. Cabe reseñar también la catedral en estilo neoclásico, construida sobre una Iglesia del 1000, en cuya Capilla del Batisterio se conservan interesantes esculturas, el Santuario de la Virgen del Socorro, levantado en el 1600, sobre una iglesia del 1300 al lado de la puerta Corniolo, la iglesia de S. Agustín en estilo gótico-romana, la iglesia de S. Egidio (llamada también Iglesias de los Senes) de primeros del s. XIV y la iglesia de S. Francisco con una torre cuadrada. Asimismo, el Museo Civico alberga una Virgen con el Niño y los SS. Juan y Pedro, una terracota de 1507, S. Sebastián, otra terracota del s. XV. En el Museo Arqueológico, se pueden admirar piezas de la edad paleolítica, neolítica, del bronce y del hierro, urnas funerarias y jarrones etrusos. El Museo Diocesiano alberga un bello Crucifijo románico de primeros del s. XIII y partes de un políptico de Luca de Tommè, y la Virgen con el Niño de la Escuela de Duccio de Buoninsegna.

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Trequanda
En una de las zonas más vírgenes de Siena se halla el pueblo medieval de Trequanda. Éste se ha desarrollado alrededor de un castillo de 1200, del cual hoy en día queda tan sólo la imponente torre cilíndrica con alacenas. Trequanda se halla en la cumbre de una colina, en un ambiente natural, rodeada de bosques y cultivos de viñas y olivos. El clima templado y el paisaje típicamente toscano han fomentado un turismo di tipo estacional y rural; mantiene, no obstante, un rol importante la agricultura, tanto por la calidad, como por la cantidad, de la producción de aceite, miel, quesos y embutidos. El centro histórico surge alrededor de una amplia y luminosa plaza en la que se asoma la espléndida igliesa románica dedicada a los santos Pedro y Andrés, fundada en el siglo XII y que presenta una fachada en piedras trabajadas, blancas y oscuras, que alcanza un efecto cromático bastante raro en esta zona. En su interior se conserva un fresco de la Ascensión de Sodoma y un tríptico de Giovanni de Paolo.

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Chianciano Terme
Seguramente una de las localidades termales más famosas de Italia; además, a las aguas se une la presencia de un importante poblado que constituiría un destacado centro etrusco-romano. Testimonio de ello es el hallazgo de un monumental complejo termal en la localidad de “Mezzomiglio”. Muchas piezas de época etrusca y romana, algunas de las cuales descubiertas recientemente, se pueden admirar en el Museo Civico Archeologico “Delle Acque”. La ciudad turístico-termal surgió al lado de la vieja ciudad de Chianciano medieval y conserva, en su interior, los pequeños tesoros de arte románico y renacentista: algunos de estos tesoros – como los cuadros de escuela Senés y Florentina, de discípulos de Duccio de Buoninsegna y Arnolfo de Cambio – se pueden admirar en el Museo de Arte Sacrada ubicado en el Palacio del Archipreste. Chianciano se halla a 550 m, rodeada de grandes bosques de encinas, hayas, helechos y castaños, entre el Valdichiana y el Val d’Orcia donde, junto al ambiente típicamente toscano, podemos admirar torres, rocas, castillos y abadías. Este ambiente, no contaminado, enaltece sus famosos manantiales. Chianciano Terme ofrece, pues, todas las ventajas climáticas y turísticas que derivan de su privilegiada posición geográfica.

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Chiusi
De importancia capital en época etrusca, Chiusi vivió su periodo de esplendor en la época del legendario Rey Porsena. Importantes piezas procedentes de las excavaciones arqueológicas, se pueden admirar en el “Museo Archeologico Nazionale Etrusco”. En frente al museo se halla la Catedral, del s. XII, que fue remozada en el 1585; al lado del edificio se abrió, hacia 1930, el “Museo de la Catedral”, que conserva importantes piezas entre las cuales destacan los misales en miniatura. En su término se hallaron unas tumbas etruscas como la de la Peregrina, la del Simio, la del León, la de la Pania y muchas otras. El cristianismo se difundió en estos lugares muy rápidamente; prueba de ello son las Catacumbas de Santa Mustiola y de Santa Catalina. Además de las Catacumbas se puede visitar el llamado “laberinto de Porsena”, que consiste en un complicado sistema de túneles subterráneos, que conduce a la Cisterna ( s. I d. C.). Por ello, y por sus numerosas atracciones naturales, Chiusi está desarrollando una marcada vocación turística. Otro elemento importante es el lago de Chiusi, a sur de la ciudad, es un tranquilo espejo de agua en el que es posible practicar la pesca deportiva y el bird watching.

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Bagno Vignoni
La pedanía de Bagno Vignoni fue muy conocida en época romana, a causa de sus beneficiosas aguas que salen a una temperatura de más de 50 °C y que se embalsan en el “vascone” (balsa), ubicado en el centro del pueblo, dándole un aspecto muy sugestivo. A S. Catalina de Siena está dedicado un pequeño santuario situado en el porticato que se halla al lado de la balsa. El castillo de Vignoni domina el pueblo y se puede alcanzar tanto desde San Quirce, como desde Bagno Vignoni, en un recorrido, en plena naturaleza, que se puede realizar andando.

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva

Salva